English                                 Français                                 Português

BIBLIA EN LÍNEA

BIBLIA EN LÍNEA (Traducciones comparativas)

BIBLIA EN LÍNEA (En varios idiomas)

EL 15 DE TISRI LA LIBERACIÓN DE NUESTRA CONDICIÓN DE CAUTIVERIO

“Y tiene que ocurrir [que], en lo que respecta a todos los que queden de todas las naciones que vienen contra Jerusalén, ellos también tendrán que subir de año en año a inclinarse ante el Rey, Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de las cabañas” (Zacarías 14:16).

Es probable que el 15 de Tisri, la Gran Muchedumbre esté liberada de su condición de cautiverio físico heredado del pecado de Adán, como lo dijo Dios en un mandamiento: "tienen que regocijarse delante de Jehová su Dios siete días" (Levítico 23:40). Las lamentaciones resultados de la gran tribulación, dejarán el paso a la alegría de la liberación del cautiverio de la muerte heredada de Adán por medio del rescate. En este momento empezará la celebración del Jubileo, la liberación del cautiverio de la enfermedad, del envejecimiento y de muchas otras discapacidades:

“Y Jehová mismo volvió atrás la condición de cautiverio de Job cuando este oró a favor de sus compañeros, y Jehová empezó a dar, además, todo lo que había sido de Job, en cantidad doble” (Job 42:10). Será lo mismo para todos los serán parte de la Gran Muchedumbre que sobrevivan la gran tribulación. Jehová Dios, por medio de Jesús Cristo Rey, se recordará cariñosamente de ellos, colmándolos de bendiciones, como lo recordó el discípulo de Santiagos: “¡Miren! Pronunciamos felices a los que han aguantado. Ustedes han oído del aguante de Job y han visto el resultado que Jehová dio, que Jehová es muy tierno en cariño, y misericordioso” (Santiago 5:11).

Los humanos bendecidos por Dios, serán liberados de la condición del cautiverio espiritual, físico y mental del pecado heredado de Adán en cumplimiento de: Jubileo: “Y tienen que santificar el año cincuenta y proclamar libertad en la tierra a todos sus habitantes. Llegará a ser un Jubileo para ustedes, y ustedes tienen que volver cada uno a su posesión y deben volver cada uno a su familia” (Levítico 25:10).

El 15 de Tisri comenzarán la curación y el rejuvenecimiento, el cumplimiento en concreto del rescate de Cristo, aplicados a los miembros de la Gran Muchedumbre:

“Y ningún residente dirá: “Estoy enfermo”. La gente que more en [la tierra] constará de los que habrán sido perdonados por su error” (Isaías 33:24).

“En aquel tiempo los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos mismos de los sordos serán destapados. 6 En aquel tiempo el cojo trepará justamente como lo hace el ciervo, y la lengua del mudo clamará con alegría. Pues en el desierto habrán brotado aguas, y torrentes en la llanura desértica” (Isaías 35:5,6).

“Que su carne se haga más fresca que en la juventud; que vuelva a los días de su vigor juvenil” (Job 33:25).

Y como está escrito en la profecía de Daniel, un poco más tarde, después de la Gran Tribulación, probablemente después de los 7 meses de limpieza de la tierra, habrá el comienzo de la resurrección de los muertos:

“Y habrá muchos de los que están dormidos en el suelo de polvo que despertarán, estos a vida de duración indefinida y aquellos a oprobios [y] a aborrecimiento de duración indefinida” (Daniel 12:2).

"Tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos” (Hechos 24:15) (La administración de las resurrecciones terrestres).

El 10 de Nisán, después de los 7 meses de limpieza, después de la Gran Tribulación, comenzará plenamente, la manifestación milagrosa de la dominación del Reino de Dios en la tierra, por medio de la Nueva Jerusalén, que descenderá desde los cielos a la Tierra:

“En el año vigésimo quinto de nuestro destierro, al comienzo del año, el [día] diez del mes, en el año decimocuarto después de haber sido derribada la ciudad, en este mismísimo día la mano de Jehová resultó estar sobre mí, de modo que me llevó a aquel lugar. 2 En las visiones de Dios me llevó a la tierra de Israel y gradualmente me colocó sobre una montaña muy alta, en la cual había algo como la estructura de una ciudad hacia el sur” (Ezequiel 40:1,2).

“Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra; porque el cielo anterior y la tierra anterior habían pasado, y el mar ya no existe. 2 Vi también la santa ciudad, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde Dios y preparada como una novia adornada para su esposo. 3 Con eso, oí una voz fuerte desde el trono decir: “¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. 4 Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado” (Revelación 21:1-4) (La administración terrestre del Reino de Dios) (El Príncipe) (Los Sacerdotes) (Los Levitas).

Que se cumplan todas estas bendiciones, estas palabras de consuelo y de aliento contenida en la Biblia, sobre los que habrán sido fieles hasta el fin (Mateo 24:13) Que Dios, por medio de su Hijo, bendiga a la gente humilde, con corazón sincero y que aman a Dios, así como a su Hijo Jesucristo, y a su prójimo. Que Dios los bendiga. Amén. Gracias a Jehová Dios, por el amor que nos manifiesta, por medio de su amado hijo, Jesucristo: “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16). Amen.

LA ADORACIÓN A JEHOVÁ

MENÚ PRINCIPAL

"El gozo de Jehová es su plaza fuerte" (Nehemías 8:10)