English                     Français                русский                 Português

BIBLIA EN LÍNEA

BIBLIA EN LÍNEA (Traducciones comparativas)

BIBLIA EN LÍNEA (En varios idiomas)

Menú temático de artículos bíblicos 

Las frases azules indican explicaciones bíblicas adicionales y detalladas. Simplemente haga clic en el link azul. Los artículos bíblicos están escritos principalmente en cuatro idiomas: español, francés, portugués e inglés

El Sábado para Jehová

y el descanso para la Tierra

INTRODUCCIÓN

Este estudio bíblico es muy técnico (ver complejo), las explicaciones se simplificarán lo más posible para promover una buena comprensión. Las explicaciones adicionales más complejas se colocarán en apéndices que se le indicarán mediante números y títulos.

"Porque, puesto que la Ley tiene una sombra de las buenas cosas por venir, pero no la sustancia misma de las cosas, nunca pueden [los hombres] con los mismos sacrificios que ofrecen continuamente de año en año perfeccionar a los que se acercan” (Hebreos 10:1).

La Ley Mosaica tiene un valor profético. Jesucristo y el cristianismo son la expresión de aquella realidad profética: “porque esas cosas son una sombra de las cosas por venir, pero la realidad pertenece al Cristo” (Colosenses 2:17). Lo que sucederá desde la gran tribulación, hasta el final del reinado milenario de Cristo, son parte del cumplimiento de la dimensión profética de la Ley (Apocalipsis 19 y 20). Examinando el capítulo 25 de Levítico, veremos a qué corresponden el cumplimiento de la Ley del Sábado para Jehová,  del descanso para la tierra y el jubileo, en cuanto a la fecha de la gran tribulación y el comienzo de la resurrección.

La Ley del Sábado para Jehová y del descanso para la Tierra

"Seis años debes sembrar tu campo, y seis años debes podar tu viña, y tienes que recoger el producto de la tierra. Pero en el año séptimo debe ocurrir un sábado de descanso completo para la tierra, un sábado a Jehová. Tu campo no debes sembrar, y tu viña no debes podar. Lo que crezca de los granos caídos de tu siega no debes segar; y las uvas de tu vid no podada no debes vendimiar. Debe ocurrir un año de descanso completo para la tierra" (Levítico 25:3-5). Así, los israelitas podían sembrar su tierra durante seis años, y el séptimo año era sábado para Jehová, un descanso para la tierra.

La ley del jubileo

"Y tienes que contarte siete sábados de años, siete veces siete años, y los días de los siete sábados de años tienen que ascender a cuarenta y nueve años para ti. Y tienes que hacer sonar el cuerno de sonido fuerte en el mes séptimo, en el día diez del mes; en el día de expiación ustedes deben hacer sonar el cuerno en toda su tierra. Y tienen que santificar el año cincuenta y proclamar libertad en la tierra a todos sus habitantes. Llegará a ser un Jubileo para ustedes, y ustedes tienen que volver cada uno a su posesión y deben volver cada uno a su familia. Un Jubileo es lo que ese año cincuenta llegará a ser para ustedes. No deben sembrar semilla ni segar lo que en la tierra crezca de los granos caídos ni vendimiar las uvas de sus vides no podadas. Porque es un Jubileo. Debe llegar a ser cosa santa a ustedes. Del campo pueden comer lo que la tierra produzca" (Levítico 25:8-12). Después de siete sábados de la tierra, es decir, cuarenta y nueve años, en el quincuagésimo año se proclamaba el jubileo (7 x (6+1) + 1 = 50 años).

La fecha de la gran tribulación y el comienzo del sábado para Jehová

Para obtener el año que corresponde al séptimo sábado para Jehová y el año adicional correspondiente al jubileo, es necesario empezar con el año de la creación de Adán, que se obtiene con el cálculo cronológico bíblico (véanse los detalles en los diferentes tableros de cálculos cronológicos bíblicos). La  fecha es en el otoño, el primer mes Etanim (Tisri) del año 4026 AEC (Antes Era Común). Al realizar aquel cálculo, se deben tener en cuenta tres factores principales:

1 – La designación numérica de los años es ordinal, es decir, empieza en el primer día. Por ejemplo, en el día de la creación de Adán, comenzó el año 1 (o año primero)  de la existencia del hombre, siendo un número ordinal.

2 – El número de años cumplidos es un número cardinal. Así, al comienzo del año 2 de la existencia del hombre (número ordinal), Adán tenía 1 año (número cardinal).

3 – No existe el año cero (0), en la transición de antes de nuestra era, hasta después de nuestra era. De esta manera, el año siguiente al año 1 AEC, es el año 1 EC (Era Común), sin contar el año cero (0).

¿Cuándo comenzó el año 6000 de la existencia humana? Del otoño de 4026 antes de nuestra era (AEC), hasta el otoño del año 1 (Era Común) (no existiendo el año cero), hay 4026 años completos. Para llegar a los 6000 años completos, hay que sumar 1974 años, llegamos al otoño de 1975, siendo el final de los 6000 años de existencia del hombre. Sin embargo, la designación numérica de los años, es ordinal, lo que significa que el año 6000 comenzó en el otoño de 1974. Del otoño de 1974 hasta el otoño de 1975, fue un año de jubileo (múltiplo de 50 (120x50=6000)) (ANEXO 1 bis).

Al agregar 49 años ((6+1)x7), llegamos al otoño de 2023, que corresponde al comienzo del año 6049, el sábado para Jehová, el sábado para la tierra, hasta el otoño de 2024 (Levítico 25:3-5).

Al añadir 1 año (((6+1)x7) + 1 = 50), corresponde al año jubilar 6050, desde el otoño de 2024 hasta el otoño de 2025 (Levítico 25:8-12). ¿A qué acontecimientos podrían corresponder aquellos dos años?

El Año 2023, el Sábado para Jehová

El año 2023 cumple con los tres criterios bíblicos correspondientes al día de Jehová, que será la Gran Tribulación o el fin de este sistema de cosas:

1 - Según Apocalipsis 11:19 la gran tribulación tendrá lugar el 10 de Etanim (Tisri). Los capítulos 38 y 39 de Ezequiel cuentan el relato profético de la gran tribulación. Evidentemente, esta información por sí sola no nos da el año (ANEXO 1).

2- Según Ezequiel 39:12-14, el año que corresponderá a la gran tribulación, será lunisolar, es decir, que tendrá 13 meses (un mes intercalar (veadar)) (ANEXO 2 y ANEXO 2bis).

3 – Según Zacarías 14:8b, el 10 de Etanim (Tisri) correspondiente al año de la gran tribulación, debe corresponder muy exactamente al paso del verano, al equinoccio de otoño (es decir, el 21/22 de septiembre) (o invierno según a la Biblia) (ANEXO 3).

Con base en las tres sólidas informaciones bíblicas, se puede decir que el año 2023, más específicamente el 10 de Etanim (Tisri) 2023 (viernes/sábado 22/23 de septiembre de 2023), será la fecha de la gran tribulación.

El año 2024, el año del Jubileo

año del JubileoEl año del jubileo desde el 10 de Etanim (Tishri) es un símbolo de la liberación de la humanidad de la esclavitud del pecado que resulta en la muerte: "Tienen que santificar el año 50 y proclamar libertad en la tierra para todos sus habitantes. Será un Jubileo para ustedes, y cada uno de ustedes recobrará su propiedad y cada uno de ustedes volverá con su familia" (Levítico 25:10). Aquella liberación no tiene mejor símbolo que la resurrección que soltará a miles de millones de humanos durante el reinado de 1000 años de Cristo: "“Muerte, ¿dónde está tu victoria? Muerte, ¿dónde está tu aguijón?”.  El aguijón que produce muerte es el pecado, y el poder del pecado es la Ley.  ¡Pero le damos gracias a Dios porque él nos da la victoria mediante nuestro Señor Jesucristo!” (1 Corintios 15:55-57). El aguijón era un palo con un extremo puntiagudo que el labrador usaba para guiar a un animal cuando araba. Durante los 6.000 años de historia, el pecado y la muerte han mantenido a la humanidad en cautiverio. Por lo tanto, es lógico pensar que el 10 de Etanim (Tishri) de 2024, será el primer Jubileo del reino milenario, que marcará el comienzo de la resurrección: “No se asombren de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas oirán su voz  y saldrán: los que hayan hecho cosas buenas, para una resurrección de vida, y los que hayan hecho cosas malas, para una resurrección de juicio" (Juan 5:28,29).

Aquel jubileo que se cumplirá, verá el regreso de los muertos a la vida y reuniones de familias con gritos de alegría. Además, Levítico 25 especifica que habrá un “recobro” de la propiedad, lo que significa que se le otorgará al resucitado una propiedad o una "parte" terrestre que le pertenecerá de manera permanente: “En cuanto a ti, sigue adelante hasta el fin. Descansarás, pero al fin de los días te levantarás para recibir tu parte” (Daniel 12:13). Aquella “parte” será doble, la vida eterna y una propiedad terrestre que el dueño de la Tierra le habrá otorgado: “Porque la tierra es mía” - Dice Jehová (Levítico 25:23).

ANEXO 1

Según Apocalipsis 11:19, la gran tribulación

tendrá lugar el 10 de Etanim (Tisri)

1 - “Pero las naciones se airaron, y vino tu propia ira, y el tiempo señalado para que los muertos sean juzgados, y para dar [su] galardón a tus esclavos los profetas y a los santos y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y para causar la ruina de los que están arruinando la tierra”. Y fue abierto el santuario del templo de Dios que está en el cielo, y se vio en el santuario de su templo el arca de su pacto. Y ocurrieron relámpagos y voces y truenos y un terremoto y un granizo grande” (Revelación 11:18,19). Tenemos la visión del Arca del Pacto que solo se veía el 10 de Tisri, como en Ezequiel 9:3, seguido de la descripción muy simple de la gran tribulación.

2 - La profecía de Daniel, de los 2300 días, menciona de manera indirecta la fecha del 10 de Tisri. Los 2300 días representan, 6 años (6 x 360 = 2160 días), 4 meses (4 x 30 = 120 días), 20 días: 2160 + 120 + 20 = 2300 días.

CÁLCULO: 6 años: 20 de Ziv 2017 a 20 de Ziv 2023 + 4 meses: 20 de Ziv (Iyar) - 20 de Siván (1), 20 de Siván - 20 de Tamuz (2), 20 de Tamuz - 20 de Ab (3), 20 de Ab - 20 de Elul (4) + 20 días: 20 de Elul al 10 de Tisri 2023 (teniendo en cuenta que Elul solo tiene 29 días).

Sin embargo hay otra manera de calcular aquel período, muy extraña, obteniendo el mismo resultado: 2300 días = 2520 días (7 años proféticos de 360 ​​días) – 220 días.

220 días = 7 meses proféticos de 30 días + 10 días. Aquellos 7 meses y diez días que faltan, parecen indicar que el período de 2300 días terminará el 10 de Tisri (Etanim), es decir el séptimo mes y el décimo día.

Ahora, haciendo el cálculo empezando por el 10 de Tisri (Etanim) 2023, obtenemos el siguiente resultado: 10 Tisri 2023 – 7 años proféticos = 10 Tisri 2016. A esa fecha agreguamos 7 meses proféticos de 30 días: 1 - 10 Hesván ; 2 - 10 Kislev ; 3 – 10 Tebeth ; 4 – 10 Sebat ; 5 - 10 Adar ; 6 –10 Nisán ; 7 - 10 Iyar (Ziv). Al 10 de Iyar (Ziv), hay que sumar 10 días y llegamos al 20 de Ziv (Iyar) de 2017. Del 20 de Ziv (Iyar) de 2017 al 10 de Etanim (Tishri) de 2023, hay 2300 días.

¿Cuál es el significado del 20 de Ziv (Iyar) en la Biblia? Aquella fecha está directamente relacionada con la profecía de los 2300 días que menciona el “sacrificio constante” (Daniel 8:13,14).

El significado bíblico del 20 de Ziv (Iyar)

El 20 de Ziv (Iyar) ("segundo mes, el vigésimo día del mes"), el segundo mes del año bíblico, es una fecha muy importante relacionada con el "lugar santo" (Daniel 8:14): "Ahora bien, aconteció que en el segundo año, en el segundo mes, el día veinte del mes, se alzó la nube de sobre el tabernáculo del Testimonio. Y los hijos de Israel se pusieron a partir, según la manera de sus partidas, del desierto de Sinaí, y la nube procedió a residir en el desierto de Parán. Y empezaron a partir por primera vez, conforme a la orden de Jehová por medio de Moisés” (Números 10:11-13). El 20 de Ziv, 1512 AEC, representa la fecha de la primera vez que Jehová tuvo un pueblo de santos, representado por Israel, completamente estructurado espiritualmente, con un templo, en forma de tabernáculo y un sacerdocio instalado (que procede a los sacrificios constantes). El 20 de Ziv (Iyar) 2017, es el primer año del reinado del último rey, de la última potencia mundial, mencionado en este mismo libro de Daniel capítulo 8, que menciona los 2300 días de hostilidad contra la verdadera adoración y los santos (celestiales y terrestres). El final de los 2300 días corresponde al restablecimiento del "lugar santo llevado a su condición correcta", es decir, el 10 de Etanim (Tisri) de 2023 (ver los siete criterios de la fecha).

ANEXO 1 bis

Explicaciones bíblicas detalladas

(simplificadas tanto como sea posible)

del cálculo de la fecha 4026 (AEC)

la creación del primer hombre Adán

De 1943 A.E.C. a 1513 A.E.C. : 430 años

En Éxodo 12:40, 41 se registra lo siguiente: “La morada de los hijos de Israel, que habían morado en Egipto, fue de cuatrocientos treinta años. Y aconteció al cabo de los cuatrocientos treinta años, sí, aconteció en este mismo día, que todos los ejércitos de Jehová salieron de la tierra de Egipto”. Mientras que la mayoría de las versiones traducen el versículo 40 de modo que diga que estuvieron cuatrocientos treinta años en Egipto, el hebreo original da lugar a la traducción aquí transcrita. Además, en Gálatas 3:16, 17 Pablo relaciona ese período de cuatrocientos treinta años con el tiempo que medió entre el momento de dar validez al pacto abrahámico y la instauración del pacto de la Ley.

El período comprendido desde la entrada de Abrahán en la tierra de Canaán hasta que Jacob se trasladó a Egipto fue de doscientos quince años. Este cálculo se deriva de los siguientes hechos: desde la salida de Abrahán de Harán hasta el nacimiento de Isaac transcurrieron veinticinco años (Génesis 12:4; 21:5); sesenta años desde el nacimiento de Isaac al nacimiento de Jacob (Génesis 25:26), y Jacob tenía ciento treinta años cuando entró en Egipto (Génesis 47:9). Esto da un total de doscientos quince años (desde 1943 hasta 1728 A. E.C.), lo que significa que, desde la llegada de Jacob, los israelitas estuvieron en Egipto otros doscientos quince años (de 1728 a 1513 A. E.C.).

Desde 1513 AEC na divisão do reino, 997 AEC:

516 anos (479 + 37)

De 997 A.E.C. a 607 A.E.C.: 390 años

Una guía útil para conocer la extensión del período de los reyes se encuentra en Ezequiel 4:1-7, donde el profeta hace por instrucción divina una representación mímica del asedio de Jerusalén. Ezequiel tuvo que echarse sobre su costado izquierdo por trescientos noventa días para “llevar el error de la casa de Israel”, y luego sobre el derecho por cuarenta días para “llevar el error de la casa de Judá”. Según se le mostró, por cada día se habría de contar un año. Representados así, los dos períodos (trescientos noventa años y cuarenta años) debieron corresponder a la duración de la paciencia de Jehová para con ambos reinos a pesar de su curso idolátrico.

Desde la división del reino en 997 A. E.C. hasta la caída de Jerusalén en 607 A. E.C. transcurrieron trescientos noventa años. Si bien es cierto que en 740 A. E.C. —durante el sexto año del reinado de Ezequías (2 Reyes 18:9,10)— Samaria, la capital del reino septentrional, ya había caído a manos de Asiria, también es probable que parte de la población huyera al reino meridional antes del avance asirio. (Véase, además, la situación que existía en Judá después de la división del reino, según se explica en 2 Crónicas 10:16,17.) Pero aún más importante es el que Jehová continuara teniendo presente a los israelitas del reino septentrional exiliado y los incluyera en los mensajes de sus profetas mucho tiempo después de la caída de Samaria, pues muestra que los intereses de esos israelitas todavía estaban representados en la ciudad capital de Jerusalén y que la caída de esta, en 607 A. E.C., no solo fue una expresión del juicio de Jehová contra Judá, sino contra la entera nación de Israel. (Jeremías 3:11-22; 11:10-12,17; Ezequiel 9:9,10.) Cuando la ciudad cayó, se desvanecieron las esperanzas de toda la nación, a excepción de los pocos que mantuvieron la fe verdadera. (Ezequiel 37:11-14, 21, 22).

 Desde 607-537 AEC al regreso del exilio: 70 años

La duración de este período fue fijada por este decreto de Dios mismo acerca de Judá: "Y toda esta tierra tiene que llegar a ser un lugar devastado, un objeto de pasmo, y estas naciones tendrán que servir al rey de Babilonia setenta años" (Jeremías 25:8-11).

 Desde 537 AEC-29 EC, hasta el bautismo de Jesucristo:

565 años (82 + 483)

 - 537 a 455 AEC.: 82 años.

 - 455 AEC a 29 EC: 483 años:

455 AEC, el comienzo de la profecía de Daniel, de las 70 semanas de años (Daniel 9:24-27). Comenzó con la orden de reconstruir Jerusalén, en el vigésimo año de Artajerjes (Mano Larga), el año en que Nehemías recibió permiso para reconstruir Jerusalén (Nehemías 2:1,5-8).

455 AEC a 29 E.C .: 483 años: el año del bautismo del Mesías Jesucristo.

Según la profecía de Daniel 9: 4-27, siete semanas de años hacen 49 años. 62 semanas de años son 434 años: 434 años + 49 años = 483 años.

29 CE a 36 CE (conversión de Cornelio): 7 años. (483 + 7) el final de los 490 años, de las 70 semanas de años (7x70), de la profecía de Daniel 9:24-27.

 Desde el otoño de 29 EC hasta el otoño de 1975 EC: 

1946 años

El otoño de 1975 E.C., representa el final de los 6000 años de existencia de la humanidad. El comienzo del año 6000 de la humanidad, fue en otoño de 1974 CE.

a simple superposición de las informaciones del período de 7 meses y el hecho que del 10 de Tisri al 10 de Nisán hay (normalmente) un intervalo de 6 meses, deja entender que habrá el mes intercalar Veadar. Nos permite comprender que el año en que ocurrirá la Gran Tribulación será un año Lunisolar de 13 meses

ANEXO 2

EL AÑO LUNISOLAR

Los calendarios occidentales se basan en el calendario solar gregoriano de 365 días (calendario gregoriano Wikipedia). Mientras que otros países utilizan el calendario lunar que tiene entre 354 y 355 días (calendario lunar Wikipedia). Por lo tanto, hay una diferencia de aproximadamente 11 días entre el calendario solar (365 días) y el calendario lunar (354 días). Sin embargo, el calendario hebreo también tiene en cuenta el ciclo solar de 365 días, por lo que es un calendario "lunisolar" (Wikipedia, calendario hebreo lunisolar).

Los puntos esenciales para saber sobre el calendario bíblico, que es similar al calendario hebreo, son los siguientes (es importante entenderlos para el razonamiento bíblico que seguirá):

En la Biblia, los días comienzan al  atardecer después de la puesta del sol. Por ejemplo, en Génesis 1: 5, con respecto al primer día simbólico de la creación, está escrito: "Y llegó a haber tarde y llegó a haber mañana, un día primero".

En la Biblia, los meses comienzan en la "luna nueva" (Salmos 81: 3). Los meses lunares son de 29 o 30 días. Sin embargo, en esta etapa del estudio, existe una dificultad significativa con respecto a la definición bíblica de la luna nueva (Wikipedia Luna Nueva). Algunos piensan que este es el momento en que la luna desaparece por completo (este es el caso del calendario hebreo actual). Otros piensan que representa la aparición de la primera parte de la luna creciente. Por esta razón, hay un subtítulo especial sobre el tema de la Luna Nueva que indicará la elección necesaria e importante entre estas dos opciones para determinar exactamente algunas fechas bíblicas importantes (la del memorial de la muerte de Jesucristo (14 de Nisán) y la del 10 de Tisri) (Después de este estudio).

EL AÑO LUNISOLAR

Los años lunisolares tienen 12 meses de 29 o 30 días. El mes intercalar (Veadar) se añade regularmente para compensar la diferencia de 11 días entre el año lunar (354 días) y el año solar (365 días). En este caso, este año lunisolar tiene excepcionalmente 13 meses, es un año "Lunisolar". En la Biblia no se menciona aquel ajuste regular del calendario lunisolar al ciclo solar. Sin embargo, la información bíblica indirecta muestra que era efectivamente el caso. Por ejemplo, algunos meses tenían que coincidir regularmente con los cultivos estacionales, ya sea primavera (Abib (Nisán): primavera) u otoño (Etanim (Tisri)) (Éxodo 23:15). Es obvio que los israelitas de los tiempos bíblicos tomaban en cuenta de este ajuste, al añadir el mes intercalar (Veadar) porque las fiestas celebradas los meses de primavera permanecían en primavera, lo mismo en otoño  (Levítico 23:37).

Actualmente, el sistema de ajuste, utilizado en el calendario hebreo, se realiza de acuerdo con un ciclo metónico: se añaden regularmente 7 años lunisolares de 13 meses, en un período de 19 años.

El libro de Ezequiel menciona indirectamente que el año en que ocurrirá la Gran Tribulación será lunisolar, con 13 meses, según el calendario judío. En los capítulos 38 y 39 de Ezequiel hay el relato profético de los acontecimientos antes, durante y después de la Gran Tribulación. Se menciona un período de siete meses de limpieza de la Tierra después de la Gran Tribulación: "Hasta el fin de siete meses seguirán efectuando búsqueda" (Ezequiel 39:12-14). ¿Cómo esta simple información nos hace entender que será un año lunisolar de 13 meses?
Según Apocalipsis 11:19, la gran tribulación tendrá lugar en el 10 de Tisri (ver Estudio correspondiente al 10 de Tisri). Los capítulos de Ezequiel 38 y 39 cuentan el relato profético de la Gran Tribulación. Luego, al final de los siete meses mencionados en Ezequiel 39:12-14, está escrito que el profeta tuvo la visión del Templo que representa el dominio del Reino de Dios en la tierra, el 10 de Nisán: " En el año vigésimo quinto de nuestro destierro, al comienzo del año, el día diez del mes, en el año decimocuarto después de haber sido derribada la ciudad, en este mismísimo día la mano de Jehová resultó estar sobre mí, de modo que me llevó a aquel lugar" (Ezequiel 40:1).

La simple superposición de las informaciones del período de 7 meses y el hecho que del 10 de Tisri al 10 de Nisán hay (normalmente) un intervalo de 6 meses, deja entender que habrá el mes intercalar Veadar. Nos permite comprender que el año en que ocurrirá la Gran Tribulación será un año Lunisolar de 13 meses.

CALENDARIO LUNAR DE MAYO 2019

Calendario judio-chiourim de Mayo 2019

ANEXO 2 bis

LA LUNA NUEVA

"En la luna nueva, toquen el cuerno; en la luna llena, para el día de nuestra fiesta"

(Salmos 81: 3)

1 - "La luna nueva es la fase lunar durante la cual, en su revolución sinódica de 29.53 días, se encuentra exactamente entre la Tierra y el Sol. Durante esta fase, no se ve en el cielo nocturno. Durante el día, el hecho de que su cara visible no esté iluminada por el Sol y que esté cerca del disco solar, hace que es difícil de observar a simple vista"(Wikipedia Luna Nueva).

2 - "La luna nueva se considera a veces como el momento de aparición de la primera luna creciente visible, después de la conjunción astronómica. Esto se observa justo por encima del horizonte hacia el oeste, durante el breve período entre el momento preciso, e incluso la fecha de esta aparición, depende de la posición geográfica del observador" (Wikipedia Luna Nueva).

La primera definición de la luna nueva se ve corroborada por lo que está escrito en Salmos 81:3: "En la luna nueva, toquen el cuerno; en la luna llena, para el día de nuestra fiesta". De acuerdo con el contexto de este Salmo, se trata de la fiesta de las cabañas que se celebraba del 15 de Ethanim (15 de Tisri) hasta el 22. Era una fiesta de otoño, asociada con las últimas cosechas. Mientras que la fiesta de las tortas no fermentadas se celebraban, del 15 al 22 de Nisán, en la primavera, al comienzo de las primeras cosechas.

En Salmos 81:1 está escrito: "Oh, clamen ustedes gozosamente a Dios nuestra fuerza; griten en triunfo al Dios de Jacob". La fiesta que simbolizaba aquella alegría y exuberancia era, sin lugar a duda, la fiesta de las cabañas. Con respecto a esta fiesta, Jehová le había dicho a Moisés, para su pueblo Israel: "Siete días celebrarás la fiesta a Jehová tu Dios en el lugar que Jehová escoja, porque Jehová tu Dios te bendecirá en todo tu producto y en todo hecho de tu mano, y nada sino gozoso tendrás que llegar a estar" (Deuteronomio 16:15 (ver versículo 13)). La expresión de Salmos 81 "clamen ustedes gozosamente a Dios nuestra fuerza", Refleja perfectamente el sentimiento de alegría exigido por Dios, en Deuteronomio 16:15. La aparición completa de la "luna llena", mencionada en el Salmo, marcaba la mitad del mes lunar, en contraste poético con la "luna nueva", completamente desaparecida, que marcaba el principio del mes.

Por cierto, si observa la tabla astronómica del ciclo lunar, notará que la luna llena dura aproximadamente tres noches, y la luna nueva, su desaparición, tres noches, en general. También es interesante notar que David, huyendo de antes del rey Saúl, asociaba la luna nueva con tres días, durante los cuales podía esconderse (1 Samuel 20:5). ¿Es una simple coincidencia? No necesariamente, si uno piensa en las tres noches sin luna, sin luz noctura, el período de la "luna nueva", lo que le permitía esconderse de manera segura, sin que nadie lo sorprendiera en la noche.

Volviendo al Salmos 81:1,3, examinando las tablas astronómicas de los ciclos lunares, yendo atrás, desde la luna llena (el 15 Tishri o el 15 Nisán), llegamos al comienzo del mes, la "luna nueva", en el momento donde la luna "está entre la Tierra y el Sol" y, por lo tanto, es invisible (http://pgj.pagesperso-orange.fr/calendar.htm) (En francés). En el ejemplo presentado en la foto (arriba), del ciclo lunar de mayo de 2019, notamos esto: después de la puesta del sol del 17 al 18 de mayo, es la luna llena, estamos el 15 del mes de "Iyyar" (o Ziv), del mes hebreo. Volviendo quince días atrás, llegamos a la fecha de 1 Iyyar, el 3/4 de mayo de 2019, después del atardecer.

Sin embargo, en el calendario hebreo actual (Calendario hebreo - Chiourim), la observación es simple, el 1 Iyyar es después del atardecer del 5 y 6 de mayo de 2019, hay dos días de retraso (ver foto a derecha). En este caso, parece que es la opción elegida de la luna nueva con la aparición del primer creciente (vea la foto de arriba, comparándola con el Calendario Hebreo (en Jerusalén)). ¿Qué opción elegir? ¿La luna nueva completamente invisible o la aparición del primer creciente?

ANEXO 3

"En verano y en invierno ocurrirá"

(Zacarías 14: 8)

Esta importante información bíblica indica que este día del 10 de Etanim (Tisri) (mes del calendario bíblico) de la gran tribulación, corresponderá al pasaje del solsticio de verano al equinoccio de otoño (comienzo del invierno en la Biblia), es decir, el 22 de septiembre después de la puesta del sol (verano) y al mismo tiempo, el día 23 de septiembre (otoño "invierno") (calendario solar)

CALENDARIO LUNAR DE SEPTIEMBRE 2023

La luna nueva correspondiente a 1 Elul será en el día 16 de agosto de 2023. El 1 Elul será el 15 de agosto, después de la puesta del sol hasta el 16 de agosto de 2023

Jehová anuncia claramente que su Gran Día, la Gran Tribulación, tendrá lugar en el pasaje del solsticio de verano al equinoccio de otoño (que representa el comienzo del "invierno", en la Biblia), el 22 (después de la atardecer) y el 23 de septiembre. En muchos pasajes bíblicos, se sabe que la Gran Tribulación tendrá lugar en un cierto 10 de Ethanim o 10 de Tisri, en un año luni-solar de 13 meses lunares bíblicos.

Con aquellos tres datos bíblicos extremadamente importantes, basta con mirar primero en el calendario judío actual (Calendario hebreo - Chiurim), el primer año luni-solar de 13 meses lunares, con un 10 de Tisri (o 10 de Ethanim) que correspondería, al mismo tiempo, un 22 y 23 de septiembre, fecha de la transición del solsticio de verano al equinoccio de otoño. Basándonos en este calendario judío oficial, la primera fecha que aparece es en el año 2034, donde los 10 de Tisri corresponden exactamente al viernes 22 de septiembre (después de la puesta del sol) al sábado 23 de septiembre de 2034 (ver la foto a la derecha). Con el método de la luna nueva con el primer creciente escogido por el calendario judío oficial.

Respecto al otro método bíblico basado en la nueva luna astronómica, obtenemos la fecha del viernes 22 de septiembre (después de la puesta del sol) al sábado 23 de septiembre de 2023 (que es un año luni-solar, correspondiente al 10 de Tisri bíblico y astronómico lunar). Para obtener el 1 de Tisri, debemos tener en cuenta la alternancia anual de los meses lunares, dada la duración del mes lunar de 29 días y medio (este medio día debe estar integrado cada dos meses): un mes lunar de 30 días, seguido de un mes de 29 días, etc. La alternancia del comienzo del año bíblico (que comienza en Nisán), hasta el mes de Tisri: Nisán 30 días, Iyyar (o Ziv) 29 días, Siván 30 días, Tamuz 29 días, Ab 30 días, Elul 29 días y Tisri (o Ethanim) 30 días.

Sin embargo, la adaptación del calendario lunar con el ciclo astronómico no es tan simple, requiere un ajuste regular. Se lleva a cabo después del mes de Tisri (Etanim), hasta el mes de Adar o Adar II (VeAdar): Hesván (Bul): 29 o 30 días; Kislev 29 o 30 días; Tebeth 29 días; Sebat: 30 días; Adar 29 o 30 días; VeAdar (Adar II) (este mes solo se agregan los años luni-solares para que el calendario se ajuste al ciclo solar): 29 días. Este arreglo parece ajustarse a la Biblia porque la profecía de Ezequiel (39-40: 1), se nota que se añade el mes es intercalar, entre Tisri y Nisán (Adar y Nisán).

Para obtener exactamente el 1 de Tisri de 2023, hay que empezar con la luna nueva del mes anterior, el 1 de Elul, que, dada la alternancia anual, tiene solo 29 días, lo que permite obtener el 1 de Tisri. La luna nueva correspondiente a 1 de Elul será en el día 16 de agosto de 2023. El 1 de Elul comenzará el 15 de agosto, después de la puesta del sol, al 16 de agosto de 2023. Además, 29 días, de acuerdo con la alternancia anual, el 29 de Elul será el 12 de septiembre (después de la puesta del sol), al 13 de septiembre de 2023.

El 1 de Tisri será después de la puesta del sol, del 13 de septiembre, al 14 de septiembre 2023. Por lo tanto, el 10 de Tisri bíblico será el viernes, 22 de septiembre, después de la puesta del sol, al sábado, 23 de septiembre de 2023. Comparando esta fecha con el calendario hebreo Chiourim, hay dos días de retraso: es decir en este calendario el 22/23 de septiembre de 2023, corresponde al 8 de Tisri (Calendrier Hébraïque – Chiourim) (En francés).

En el otoño de 2023, comenzará el año 110 del reinado celestial de Cristo (Es decir el décimo (100), más el “décimo del décimo” sobre 1000, es decir 10)

ANEXO 4

Según el valor profético de la ley mosaica que se cumplirá en la realidad, este año desde el otoño de 2023 hasta el otoño de 2024, será a la vez sabático para Jehová y santo o apartado para el planeta Tierra (Levítico 25:4). Este año excepcional (otoño 2023 a otoño 2024), comenzará con el Día Único, que será como ningún otro en la eternidad, la gran tribulación, que será exclusivamente de Jehová, para la santificación de su Santo Nombre: “Ese día no habrá ninguna luz preciosa: las cosas estarán congeladas.  Y ese día se llegará a conocer como el día de Jehová. No habrá día ni habrá noche; y al anochecer habrá luz.  Ese día fluirán aguas vivas desde Jerusalén: la mitad hacia el mar del este y la otra mitad hacia el mar del oeste. Esto pasará en verano y en invierno.   Y Jehová será Rey de toda la tierra. Ese día Jehová será el único y su nombre será el único.” (Zacarías 14:6-9; Ezequiel 38:23; Hebreos 10:1; Colosenses 2:17).

El 10 de Tisri (Etanim) de 2023, será el comienzo del año 110, del reinado de Cristo que ha empezado en 1914 E.C. (Salmos 2). ¿A qué corresponde el año que comienza con el otoño de 2023? El reinado de Cristo será de 1000 años según el libro de Apocalipsis (Apocalipsis):

“Y vi a un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente original, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años. Y lo arrojó al abismo, y lo cerró y [lo] selló sobre él, para que no extraviara más a las naciones hasta que se terminaran los mil años. Después de estas cosas tiene que ser desatado por un poco de tiempo. Y vi tronos, y hubo quienes se sentaron en ellos, y se les dio poder para juzgar. Sí, vi las almas de los que fueron ejecutados con hacha por el testimonio que dieron de Jesús y por hablar acerca de Dios, y los que no habían adorado ni a la bestia salvaje ni a su imagen, y que no habían recibido la marca sobre la frente ni sobre la mano. Y llegaron a vivir, y reinaron con el Cristo por mil años. (Los demás de los muertos no llegaron a vivir sino hasta que se terminaron los mil años.) Esta es la primera resurrección. Feliz y santo es cualquiera que tiene parte en la primera resurrección; sobre estos la muerte segunda no tiene autoridad, sino que serán sacerdotes de Dios y del Cristo, y reinarán con él por los mil años” (Revelación (Apocalipsis) 20:1-6).

En el otoño de 2013, comenzó el centésimo año del reinado celestial de Cristo (El décimo (100) sobre los 1000 años del reinado de Cristo). En el otoño de 2023, comenzará el año 110 del reinado celestial de Cristo (Es decir el décimo (100), más el “décimo del décimo” sobre 1000, es decir 10). ¿Cómo dice la Biblia que este año debería pertenecer a Jehová y a Jesucristo? De acuerdo con la regla bíblica, el “décimo del décimo” pertenece a Jehová y a su Hijo, el sumo sacerdote Jesucristo, este año les pertenecerá y será santo (Números 18:26-28):

“Y debes hablar a los levitas, y tienes que decirles: ‘Ustedes recibirán de los hijos de Israel la décima parte que les he dado a ustedes procedente de ellos como su herencia, y tienen que contribuir de ella como contribución a Jehová una décima parte de la décima parte. Y esto tiene que contárseles como su contribución, como el grano de la era y como el pleno producto del lagar para el vino o para el aceite. De esta manera ustedes mismos también contribuirán una contribución a Jehová de todas sus décimas partes que recibirán de los hijos de Israel, y de ellas tienen que dar a Aarón el sacerdote la contribución para Jehová"” (Números 18:26-28).

El otoño de 2023, será el comienzo del año 110 del reinado de Cristo, que pertenecerá a Jehová y a Jesucristo, el Sumo Sacerdote (Apocalipsis 20:1-6).