English                                 Français                                 Português

BIBLIA EN LÍNEA

BIBLIA EN LÍNEA (Traducciones comparativas)

BIBLIA EN LÍNEA (En varios idiomas)

EL REY DEL NORTE Y EL REY DEL SUR

La conclusión de la profecía muestra que el epicentro de los acontecimientos dramáticos mundiales, está en esta zona de la Tierra, de donde comenzará la gran tribulación, en la “tierra de la Decoración”

El tema de este estudio de la Biblia se basa en la profecía de Daniel capítulo 11 que trata de la lucha entre el rey del norte y el rey del sur.

Como entender la coherencia general de la profecía de los Dos Reyes, de Daniel

  • Mantenerse en el contexto general de la profecía de Daniel, es decir, basarse primero, en las otras profecías de los capítulos de Daniel: 2, 4, 7, 8,  para encontrar las llaves de entendimiento que permiten comprender esta profecía, gracias a Jehová, por medio de Jesucristo (1 Corintios 2:16).
  • Entender que el ángel de Jehová, en su relato profético, se centra en el tema del libro profético de Danie 7:14: la restauración de la soberanía de Jehová Dios en la tierra y la desaparición de soberanía de Satanás representada por la dominación humana (sin Dios) en la tierra (Daniel 2:34, 44) (La administración terrestre del Reino de Dios). Por lo tanto, el ángel de Jehová, centra también su relato en los adoradores de Jehová, los "santos", "hijos de tu pueblo'", "perspicaz", es decir, los humanos que apoyan la soberanía de Dios (Daniel 7:17,18,21,22,25,26,27 8:24 (los Santos) (hijo de tu pueblo) 12:1; 11:32-35; 12: 3.10 (perspicaz)). El grupo de "los Santos" se organiza en congregación, llamada "lugar santo", refiriéndose al templo-sanctuário espiritual (Daniel 8:13,14; 9:26). El servicio sagrado presentado a Dios, por los "santos", el  “rasgo (sacrificio) constante” (Daniel 8: 10-14; 11: 30,31; 12:11). Los que hacen parte del pacto santo (Daniel 11:28-30).
  • Entendemos que esta profecía está exclusivamente centrada en el antiguo territorio de Israel, símbolo, en el pasado, de la soberanía de Jehová en la tierra. Sin embargo, en la actualidad, especialmente después de la segunda guerra mundial (1948), Israel es el centro de atención mundial en el Medio Oriente. La conclusión de la profecía muestra que el epicentro de los acontecimientos dramáticos mundiales, está en esta zona de la Tierra, de donde comenzará la gran tribulación, en la “tierra de la Decoración” (Daniel 11:44, 45-12:1).
  • Por lo tanto, si entendemos que la profecía de los dos reyes es exclusivamente centrada en la “tierra de la Decoración", donde está Israel, siendo la “tierra de la Decoración”: el norte es Siria. El sur es Egipto. Incluso aunque el frente de los conflictos entre los dos Reyes, se desplace, durante los siglos, particularmente en Europa occidental. La profecía de los dos Reyes, de Daniel 11 es verdaderamente "circular": comienza en Israel (en el Medio Oriente) y en el cumplimiento final de la profecía, poco antes de la Gran Tribulación, vuelve a estar en el Oriente Medio (Daniel 11:40-45).
  • Último punto importante, el ángel de Jehová hace un relato profético e histórico muy simplificado porque se centra en el pueblo de Dios y su lugar simbólico de origen, Israel (en el Medio Oriente). Cualquier evento histórico, incluso muy importante, que no tenga una relación directa con estos dos elementos principales, son sistemáticamente eliminados del relato.

LA PRIMERA IDENTIDAD DE LOS DOS REYES

- El rey del norte (Siria): Seleuco I Nicátor (281 A.E.C) y su dinastía seléucida en Siria.

- El rey del sur (Egipto): de Tolomeo Lago, o Tolomeo I (305 A.E.C.) y su dinastía tolemaica en Egipto.

La caída del Imperio Medo-persa y la subida de la potencia del Imperio griego

"Y en cuanto a mí, en el primer año de Darío el medo me puse de pie como fortalecedor y como plaza fuerte para él. Y ahora lo que es verdad te informaré:
”¡Mira! Todavía habrá tres reyes que se pondrán de pie por Persia, y el cuarto acumulará más grandes riquezas que todos los demás. Y tan pronto como se haya hecho fuerte en sus riquezas, levantará todo contra el reino de Grecia.
”Y un rey poderoso ciertamente se pondrá de pie y gobernará con dominio extenso y hará según su voluntad. Y cuando se haya puesto de pie, su reino será quebrantado y será dividido hacia los cuatro vientos de los cielos, pero no a su posteridad y no según su dominio con el cual había gobernado; porque su reino será arrancado de raíz, hasta para otros que no son estos" (Daniel 11:1-4).

El relato profético comienza entre la caída de la potencia mundial Medo-persa y la supremacía militar de la nueva potencia mundial del Imperio Griego (Comparar con Daniel 8: 7,20,21). El "rey" mencionado en Daniel 11:3, es Alejandro el Magno (336 A.E.C.) (Comparar con Daniel 8:8,20)). Después de su muerte prematura (323 A.E.C), la de Alejandro el Magno, su reino fue dividido hacia los cuatro vientos, a cuatro de sus generales (compare con Daniel 8:8 b, 22) (El último rey).

La identidad de los Dos Reyes

De estos cuatro generales, dos eventualmente se romperán, todo el Imperio griego, que comenzará la lucha entre estos dos reyes y su dinastía respectiva:

LA PAX ROMANA

Daniel 11:5-19 es el relato del conflicto entre los dos reyes y la subida de la potencia mundial de Roma (Comparar con Daniel 7:7 (la cuarta bestia: Roma)).

"Y tiene que ponerse de pie en la posición suya uno que esté haciendo que un exactor pase por el reino espléndido, y en unos cuantos días será quebrantado, pero no en cólera ni en guerra.
”Y tiene que ponerse de pie en la posición suya uno que ha de ser despreciado, y ciertamente no pondrán sobre él la dignidad del reino; y realmente entrará durante un tiempo libre de cuidados y se asirá del reino por medio de melosidad. Y en lo que respecta a los brazos de la inundación, serán inundados por causa de él, y serán quebrantados; como lo será también el Caudillo del pacto. Y por haberse aliado ellos con él, él efectuará engaño y realmente subirá y se hará poderoso mediante una nación pequeña. Durante un tiempo libre de cuidados, aun en lo pingüe del distrito jurisdiccional entrará y realmente hará lo que no han hecho sus padres ni los padres de sus padres. Botín y despojo y bienes esparcirá entre ellos; y contra lugares fortificados tramará sus tramas, pero solo hasta un tiempo" (Daniel 11:20-24).

Es una descripción de la potencia romana, durante un período de paz relativa (llamada Pax Romana), "Durante un [tiempo] libre de cuidados”. Por deseo de concisión no se explicará detalladamente esta parte de la profecía.

Es importante saber quién llega a ser el rey del norte y quién llega a ser el rey del sur.  Es una tarea mucho más difícil ya que el imperio romano de aquel entonces ocupada al mismo tiempo Siria, Egipto e Israel.

LOS DOS REYES CAMBIAN DE IDENTIDAD

El imperio romano se dividió en dos, con la muerte de Teodosio el grande en 395. El imperio de Oriente cuya capital estaba en Constantinopla y el imperio occidental de Roma, la nueva identidad de los dos reyes es:

  • El rey del sur: el imperio romano occidental, representado por Roma y su extensión hasta nuestros días el título de la antigüedad tardía romana, ampliada por la iglesia católica, que ha coronado los reyes de Europa occidental.
  • El rey del norte: el imperio romano de oriente (imperio bizantino), representada particularmente por la parte germánica (en el año 480 E.C., después de la decadencia del imperio romano occidental, en 476) y su extensión hasta nuestros días, con la antigüedad tardía romana, ampliada, también por la iglesia católica, que ha coronado reyes en esta parte de Europa del este.

Solo va a sobrevivir el imperio romano del Oriente (Constantinopla), el imperio bizantino hasta la toma de Constantinopla por los otomanos en 1453. En 480 (E.C.), las coaliciones germánicas reconocieron al emperador de Oriente como su Emperador en título. La caída de estos dos imperios romanos, políticos y militares, no representó el fin de la influencia romana o la influencia de la civilización romana, que según la profecía de Daniel, se extendería hasta nuestros días.

La superioridad del Imperio germánico romanizado, el rey del norte, sobre el imperio de Occidente romanizado, el rey del sur, desde 476 a 1914 (E.C)

Y despertará su poder y su corazón contra el rey del sur con una gran fuerza militar; y el rey del sur, por su parte, se excitará para la guerra con una fuerza militar sumamente grande y poderosa. Y él no se mantendrá firme, porque tramarán contra él tramas. Y los mismos que coman sus manjares exquisitos traerán su quebranto” (Daniel 11:25,26).

Es una descripción de la caída del imperio occidental romano (rey del sur) por las conquistas de las tribus germánicas de Europa del este (rey del norte) (versículo 25) y una descripción de la decadencia del imperio romano occidental (sin totalmente desaparecer) (versículo 26).

Es el relato muy simplificado de la transición del imperio romano occidental, que oficialmente termina en 476 (E.C), pero que se extiende con la antigüedad tardía romana, en toda Europa, por su parte germánica (rey del norte), hasta la primera guerra mundial en 1914. En esta parte del relato profético, el frente de batallas entre los dos reyes (romanizados), cambia para encontrarse en Europa occidental y Europa del este en la parte germánica.

Después de las varias invasiones bárbaras (los godos, los francos, el Alemanes, los visigodos, los Burgundios y los hunos) (rey del norte) contra el imperio romano occidental (rey del sur), hasta su caída oficial en el 476 (E.C.), dinastías de origen germánico van a dominar Europa occidental (rey del norte): la dinastía de los Merovingios (siglo v hasta mediados del siglo VIII) y la dinastía de Carolingia (751 hasta el siglo x) que se dividen en dos reinos después de Carlomagno : El Reino de Francia en el oeste (en el reinado de la dinastía de los Capetos (987-1792)). En el este de Europa, el Santo Imperio Romano Germánico (962-1806). Estos dos reinos están respaldados por el papado romano, demostrando que el principal vector de la antigüedad tardía romana ha sido político y religioso.

Y en lo que respecta a estos dos reyes, su corazón estará inclinado a hacer lo que es malo, y en una misma mesa una mentira es lo que seguirán hablando. Pero nada tendrá éxito, porque el fin todavía es para el tiempo señalado” (Daniel 11:27).

En el este de Europa, hubo la confederación germánica a partir la 1806 a 1871. Y el Imperio prusiano de 1871 hasta 1918, el 'kaiser' o 'Cesar' prusiano... La convivencia durante muchos siglos "en la mesa" (Daniel 11:27), parece representar aquellos dos reyes romanizados, el rey del sur representando por Europa occidental ocupada por los francos (franceses), Inglaterra y España, el rey del norte romanizado de Europa del este (rey del norte), los prusianos respaldados por otras naciones como Austria y Hungría (poco antes de la primera mundial) (Daniel 11:27). La convivencia de estos dos Reyes en Europa se basaba más en relaciones de intrigas y mentiras.

Y volverá a su país con una gran cantidad de bienes, y su corazón estará contra el pacto santo. Y actuará eficazmente, y ciertamente volverá a su país” (Daniel 11:28).

La mención de la vuelta a "con una gran cantidad de bienes",  parece describir una campaña de saqueo en tierras lejanas. Puede referirse a las varias cruzadas (1095-1291) a la “Tierra Santa”, bajo el respaldo de los papas católicos romanos.

La información que este rey actuaría con eficacia "contra el Pacto Santo", parece referirse a  la subida de la apostasía religiosa que ocultó durante siglos la verdadera adoración (basada únicamente en la Biblia y en la enseñanza de Cristo). Jesucristo profetizó acerca de la apostasía religiosa, mostrando como perjudicaría el verdadero cristianismo, al ser predominante durante muchos siglos (leer Mateo 13:24-30,36-43: "Mientras los hombres dormían, vino el enemigo de él y sobresembró mala hierba entre el trigo, y se fue", " la semilla excelente, estos son los hijos del reino; pero la mala hierba son los hijos del inicuo").

Daniel 11:25-28 describe la superioridad germánica continental (rey del norte) desde 476 hasta 1914, en Europa (Prusia y Austria-Hungría). Daniel 7:8 parece describir la superioridad del rey del sur en términos de fuerza marítima colonial internacional (Naves de Kitim (Daniel 11:30)). El relato profético de Daniel 7:8 se refiere a la zona de influencia romanizada occidental, del rey del sur, España (Portugal y Holanda), Francia y Gran Bretaña, en pleno auge, particularmente desde el descubrimiento de las Américas en 1492. Aquellos reinos occidentales romanizados serán progresivamente suplantados por Estados-Unidos, a final de la primera guerra mundial, y definitivamente al final de la segunda guerra mundial. Este reino superior a los tres reinos occidentales se le representa como una potencia marítima, llamada “naves de kitim” (El rey del sur).

LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

La derrota y el deseo de venganza del rey germánico del norte

"Al tiempo señalado volverá, y realmente vendrá contra el sur; pero no resultará ser al final lo mismo que al principio. Y ciertamente vendrán contra él las naves de Kitim, y tendrá que sentirse desalentado" (Daniel 11:29-30a).

Es la breve descripción de la primera guerra mundial, causada por el rey del norte germánico. Sin embargo, como dice el relato, "no resultará ser al final lo mismo que al principio": esta vez, el rey del norte no prevalecerá como lo mencionado en Daniel 11: 25-28. Las naves de Kitim, la potencia marítima angloamericana, harán que esta vez el rey del norte se sienta “desalentado” por su primera derrota. El deseo de venganza del rey del norte, iniciará la Segunda Guerra Mundial. El tratado de Versalles, que castigará severamente a Alemania, favorecerá este espíritu de venganza.

LA SUPREMACIA DEL REY DEL NORTE AL PRINCIPIO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

La mención de “habrá brazos que se levantarán, procedentes de él; y realmente profanarán el santuario”, parece aludir al saludo Nazi a la manera romana. Un saludo al führer, Adolfo Hitler como un emperador romano, dios de la nación, profanando al mismo tiempo el Santuario (lugar de la adoración exclusiva de Jehová Dios), con esta adoración humana impura

"Y realmente volverá y arrojará denunciaciones contra el pacto santo y actuará eficazmente; y tendrá que volver, y dará consideración a los que dejan el pacto santo. Y habrá brazos que se levantarán, procedentes de él; y realmente profanarán el santuario, la plaza fuerte, y removerán el rasgo constante.
”Y ciertamente pondrán en el lugar la cosa repugnante que está causando desolación.
”Y a los que actúan inicuamente contra el pacto, los conducirá a apostasía mediante palabras melosas. Pero en lo que respecta al pueblo que conoce a su Dios, ellos prevalecerán y actuarán eficazmente. Y tocante a los que tienen perspicacia entre el pueblo, impartirán entendimiento a los muchos. Y ciertamente se les hará tropezar por espada y por llama, por cautiverio y por saqueo, durante algunos días. Pero cuando se les haga tropezar serán ayudados con un poco de ayuda; y muchos ciertamente se unirán a ellos por medio de melosidad. Y a algunos de los que tienen perspicacia se les hará tropezar, para que se haga una obra de refinación debido a ellos, y para que se haga una limpieza y para que se haga un emblanquecimiento, hasta el tiempo del fin; porque es todavía para el tiempo señalado.
”Y el rey verdaderamente hará según su propia voluntad, y se ensalzará y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de dioses hablará cosas maravillosas. Y ciertamente tendrá éxito hasta que la denunciación haya llegado a su fin; porque la cosa que se ha decidido tiene que hacerse. Y al Dios de sus padres no dará consideración; y al deseo de las mujeres y a todo otro dios no dará consideración, sino que sobre todos se engrandecerá. Pero al dios de las plazas fuertes, en su posición dará gloria; y a un dios que sus padres no conocieron dará gloria por medio de oro y por medio de plata y por medio de piedra preciosa y por medio de cosas deseables. Y actuará eficazmente contra las más fortificadas plazas fuertes, junto con un dios extranjero. A quienquiera que le haya dado reconocimiento lo hará abundar en gloria, y realmente los hará gobernar entre muchos; y el suelo lo repartirá proporcionalmente por un precio" (Daniel 11:30b-39).

Es la descripción de la segunda guerra mundial en su primera parte, de la incuestionable supremacía del rey del norte germánico sobre los aliados. La mención de “habrá brazos que se levantarán, procedentes de él; y realmente profanarán el santuario”, parece aludir al saludo Nazi a la manera romana. Un saludo al führer, Adolfo Hitler como un emperador romano, dios de la nación, profanando al mismo tiempo el Santuario del templo espiritual (lugar de la adoración exclusiva a Jehová Dios), con esta adoración humana impura. Hubo una gran persecución contra los siervos de Dios, y muchos "santos" murieron en mártires.  La instalación de "la cosa repugnante que causa desolación", es la reconstrucción del ejército alemán antes de la segunda guerra mundial (Mateo 24:15: Cristo Jesús describe la "cosa repugnante" como siendo, los ejércitos (romanos)).

EL REY DEL SUR ATACA

Es el desembarco americano con la ayuda de los aliados, del 6 de junio de 1944. Omaha Beach.

Y en el tiempo del fin el rey del sur se envolverá con él en un empuje, y contra él el rey del norte se lanzará como tempestad con carros y con hombres de a caballo y con muchas naves; y ciertamente entrará en los países e inundará y pasará adelante” (Daniel 11:40).

Aquí tenemos la segunda etapa de la segunda guerra mundial: el rey del sur pasa a la ofensiva “en un empuje”. Es el desembarco americano con la ayuda de los aliados, del 6 de junio de 1944. En frente, hay los ejércitos alemanes, del rey del norte, que se “lanzan” hacia el oeste con sus últimas fuerzas militares, contra este desembarco, pero también durante la ofensiva de las Ardenas de cuarenta días (en Francia), causando importantes bajas entre los soldados occidentales del rey del sur. La formulación muy ambigua del ángel, da a entender, que es el rey del norte que prevalece. Pero no es así, por varias razones:

Primero, si damos atención al relato del ángel de Jehová, notamos que es el rey del sur quien toma la iniciativa de un ataque contra el rey en el norte con un “empuje”. Luego describe la reacción extremadamente violenta del rey del norte.  Y después, el ángel dice finalmente que el rey victorioso “ciertamente entrará en los países e inundará y pasará adelante”. ¿Quién es este rey? De hecho es el rey del sur, los ejércitos americanos y sus aliados occidentales. ¿Por qué? Porque las expresiones "entrará", "inundará y pasará adelante", armonizan mejor con la idea inicial de la primera iniciativa del “empuje” del rey del sur. Si el ángel hubiese descrito el éxito del contra ataque del rey del norte (los alemanes), habría dicho “y logrará detenerlo”, estando en una lógica defensiva y no ofensiva. O habría mencionado el revés de la tentativa del rey del sur (Comparar con Daniel 11:29,30).

En segundo lugar, la continuación del versículo, dice que esta victoria del rey del sur resulta en la conquista del país de la Decoración, Israel. ¿Cuál es la potencia mundial que domina militarmente y políticamente, Egipto e Israel? La potencia mundial americana. Lo que demuestra que el ángel de Jehová se refería a la victoria del rey del sur.

LA CONQUISTA DE LA TIERRA PROMETIDA POR EL REY DEL SUR

La operación “Exodus 1947 (En inglés)" (Hasta la "operación Moisés (1984)") de los judíos de Europa del este y de otros países en el mundo, a la “tierra de la Decoración”, respaldada particularmente por los Estados Unidos

Él también realmente entrará en la tierra de la Decoración, y habrá muchas [tierras] a las que se hará tropezar. Pero estas son las que escaparán de su mano: Edom y Moab y la parte principal de los hijos de Ammón. Y seguirá alargando su mano contra los países; y en lo que respecta a la tierra de Egipto, no resultará ser una que escape” (Daniel 11:41,42).

Es la descripción profética de la conquista de la “Tierra Prometida”, por el rey del sur. Encontramos muy exactamente la enumeración de estas tres naciones, en Deuteronomio 2:1-23. Y el contexto general del texto de Deuteronomio es el discurso final de Moisés, justo antes de la conquista de la tierra prometida por el pueblo de Israel. 

Así, este simbolismo de Daniel 11: 41,42, es la ilustración profética del sionismo (el Monte Sión es el lugar donde está Jerusalén, la capital de Israel en el tiempo bíblico). Según la Biblia, Dios le dio la tierra prometida a Israel en el tiempo de Moisés (Deuteronomio 2: 1-23). Los sionistas de religión judaica y los sionistas de religión evangélica, cristianos sionistas estadounidenses (protestantes fundamentalistas), creen que este mismo derecho divino, que existía en la época de Moisés, en el momento de la entrada del pueblo de Israel en la tierra prometida, todavía está en pie. Esta profecía muestra el papel decisivo del rey del sur, la potencia mundial actual, en la constitución del estado de Israel en 1948 y luego con respecto a la conquista de la tierra de la Decoración (actual Palestina).

El potencia mundial estadounidense desempeñó un papel político determinante para que el pueblo judío tuviera un estado independiente y reconocido por la ONU. La ayuda financiera para la compra de armas, a través de la diáspora judía estadounidense (representada por la Agencia Judía), ha desempeñado un papel muy importante en la superioridad militar de Israel contra los diversos estados árabes. Los conflictos entre árabes e israelíes han resultado, al final, en la confiscación de gran parte de los territorios palestinos ocupados por las poblaciones civiles árabes (obligados a huir por causa de los conflictos, sin posibilidad de regreso). La nueva nación de Israel creada en 1948, garantizó su seguridad territorial por su superioridad militar en los diversos conflictos, particularmente frente a Egipto (La guerra de los seis días (1967)).

De hecho, el estado de Israel, pasa por ser el representante del imperialismo estadounidense en el Medio Oriente. El señor Arnaud Bauchgrave, reportero en el “the Washington Post”, dijo (en un documental francés dirigido por William Karel): "Israel es el estado número 51 de la Unión". Para entender la conclusión del relato del ángel de Jehová, al final de la profecía, hay que entender que el Israel actual, es el representante de los Estados Unidos en el Medio Oriente y por lo tanto actúa, de hecho, como representante del rey del sur occidental en esta zona del mundo. Como escribió el profesor Jean-Charles Jauffret en el Instituto de estudios políticos de Aix-en-Provence (Francia):

"Israel es hoy una "Ciudadela” del imperialismo americano en el Medio Oriente". Esta imagen es el resultado de la Alianza del Estado hebreo con Estados Unidos. Sin embargo, no ha sido siempre así. Sin duda, el gobierno de Estados Unidos fue el primero en reconocer, en la primavera de 1948, el joven Estado. Pero este reconocimiento no obedecía a consideraciones estratégicas. Estas son las contingencias del contexto internacional, la guerra fría, la distensión, las crisis en el Oriente Medio, que explican, en gran parte, la progresiva aproximación de los dos países".

El rey del sur hace una política migratoria para reforzar su demografía del nuevo estado de Israel

Y él verdaderamente gobernará sobre los tesoros escondidos del oro y la plata y sobre todas las cosas deseables de Egipto. Y los libios y los etíopes irán en sus pasos” (Daniel 11:43).

La primera parte del versículo, muestra cómo la potencia de Estados Unidos, representado por Israel, pero también teniendo Egipto bajo control, ha sido capaz de usar de su influencia en el Medio Oriente para saquear sus recursos: entre otros el petróleo de los estados Árabes del Golfo. La segunda parte del versículo muestra cómo el estado de Israel ha fortalecido su demografía, permitiendo una inmigración masiva de judíos de varias naciones, como Libia, Etiopía y muchos otros paises de Europa Oriental.

LAS CONSECUENCIAS MUNDIALES DE LA FORMACIÓN DEL NUEVO ESTADO DE ISRAEL EN 1948

Los países de color rojo, han sido el blanco de atentados asesinos, en el siglo XXI (hasta mayo de 2016)

La profecía de Daniel explica cuáles son las consecuencias de la formación del nuevo Estado de Israel: “habrá muchas [tierras] a las que se hará tropezar” (Daniel 11:41).

De hecho, la creación del estado de Israel ha tenido consecuencias internacionales que han provocado  una nueva forma de conflicto con efectos internacionales: el terrorismo internacional organizado por los Estados árabes hostiles a la creación del estado de Israel. Los ataques terroristas palestinos, libios, junto con las guerras en el Oriente Medio, en Líbano, en Siria, en Iraq, con repercusiones mundiales, un gran número de víctimas civiles y militares, de hecho, son las consecuencias del establecimiento del estado de Israel en 1948, según la profecía de Daniel.

El rey del sur, en Medio-Oriente, se preocupa y provoca

una gran destrucción

“Pero habrá informes que lo perturbarán, desde el naciente y desde el norte, y ciertamente saldrá en gran furia para aniquilar y dar por entero a muchos a la destrucción. Y plantará sus tiendas palaciegas entre el gran mar y la santa montaña de Decoración; y tendrá que llegar hasta su mismo fin, y no habrá ayudante para él”

(Daniel 11:44,45)

Bajo el liderazgo de las Naciones Unidas, la Operación Tormenta del Desierto (Operation Desert Storm) con una coalición militarizada de 33 países, de los cuales Estados Unidos es la punta de lanza, provocará una ola de bombardeos en Irak, sin precedentes, del 18 de enero a 28 de febrero de 1991

Pero habrá informes que lo perturbarán, desde el naciente y desde el norte, y ciertamente saldrá en gran furia para aniquilar y dar por entero a muchos a la destrucción

El 2 de agosto de 1990, el ejército iraquí, viniendo del Levante, invade Kuwait. El problema es que este pequeño estado tiene una importancia altamente estratégica, porque este país es muy rico en recursos petroleros que abastecen a la mayoría de los países occidentales con energía. La invasión de este país desencadenará la mayor operación militar contra Iraq (el antiguo lugar de Babilonia). Bajo el liderazgo de las Naciones Unidas, la Operación Tormenta del Desierto (Operation Desert Storm) con una coalición militarizada de 33 países, de los cuales Estados Unidos es la punta de lanza, provocará una ola de bombardeos en Irak, sin precedentes, del 18 de enero a 28 de febrero de 1991. Al final de este conflicto, el presidente George Bush (padre) preservará el gobierno del presidente Saddam Hussein.

El 20 de marzo de 2003, el Presidente de los Estados Unidos, George Bush (Hijo), ataca a Iraq por segunda vez (Operación Libertad Iraquí), alegando que Saddam Hussein tiene armas muy peligrosas. Después de una rápida victoria (1 de mayo de 2003), esta vez Saddam Hussein será asesinado y el país no solo será arruinado, sino también en una situación de guerra civil salpicada por numerosos ataques asesinos y atentados. Esta guerra ha provocado un caos en Iraq que continúa hasta nuestros días.

Después de los ataques del World Trade Center, el 11 de septiembre de 2001, perpetrados por terroristas sauditas, el presidente invade el Levante, Afganistán, iniciando una guerra con otros ejércitos occidentales combinados, de 2001 a 2014. Este país sufrirá exactamente el mismo caos que en Iraq, con numerosos ataques mortales y atentados hasta nuestros días.

Mientras que Estados Unidos y los Occidentales utilizaron al régimen iraquí y al dictador Saddam Hussein, como un baluarte contra la revolución islámica iraní, comenzada en 1979, la destrucción total de Iraq causó una acentuación de la preeminencia de Irán en La mayoría de los Estados del Golfo y en el Medio Oriente. Esta amenaza seria proviene del Levante, esta vez, con doble repercusiones geográficas, en el Levante y en el Norte simultáneamente. Estados Unidos e Israel sospechan que los iraníes, un estado del Levante, se equipan con una fuerza de ataque nuclear. Además, el país de Israel está en conflicto, en el norte, en el sur del Líbano con la milicia de Hezbolá, financiada por Irán. Después de destruir completamente Iraq (la antigua Babilonia), el rey del sur está preocupado tanto en el Levante, por Irán, como en el norte, en el sur del Líbano, por Hezbolá, y la guerra en Siria desde 2011, al nivel de la meseta del Golán.

Siria, en el Norte (como Irak y Afganistán, en el Levante) está completamente destruida y las poblaciones civiles sufren un verdadero genocidio por bombardeos incesantes, guerras civiles internas y hambrunas y el desplazamiento de poblaciones que tratan de sobrevivir a este caos, durante varios años.

Por cierto, son los rusos quienes apoyan el actual régimen sirio (en el norte). Sin embargo, a diferencia de la antigua Guerra Fría, este nuevo poder militar en el Medio Oriente, sigue siendo un aliado objetivo del rey del sur, en la actual guerra mundial entre los "cruzados" judeocristianos y occidentales y los yihadistas musulmanes, quienes están luchando particularmente en Siria (la guerra en Chechenia del 11 de diciembre de 1994 al 31 de agosto de 1996, fue una guerra de independencia política y religiosa, los cristianos ortodoxos rusos contra los musulmanes chechenos).

Y plantará sus tiendas palaciegas entre el gran mar y la santa montaña de Decoración

El cumplimiento de esta profecía bíblica tuvo lugar el 14 de mayo de 2018, durante la inauguración de las "tiendas palaciegas" del Rey del Sur, la embajada estadounidense en Israel (el punto rojo), ubicada muy exactamente al pie de la "santa montaña", y entre el "gran mar" (el mar Mediterráneo)

El cumplimiento de esta profecía bíblica tuvo lugar el 14 de mayo de 2018, durante la inauguración de las "tiendas palaciegas" del Rey del Sur, la embajada estadounidense en Israel, ubicada muy exactamente al pie de la "santa montaña", y entre el "gran mar" (el mar Mediterráneo). El cumplimiento de esta profecía se debe poner en perspectiva con el segundo cumplimiento de la profecía de Jesucristo, en relación con la proximidad de la destrucción de Jerusalén, durante la futura gran tribulación: "Por lo tanto, cuando alcancen a ver la cosa repugnante que causa desolación, como se habló de ella por medio de Daniel el profeta, de pie en un lugar santo (use discernimiento el lector), entonces los que estén en Judea echen a huir a las montañas" (Mateo 24:15,16). El segundo cumplimiento de esta profecía muestra la cercanía de la gran tribulación. Pero antes, el relato concluye sobre lo que sucederá con este rey del sur: "y tendrá que llegar hasta su mismo fin, y no habrá ayudante para él" (Daniel 11:45b). Para comprender mejor el significado de esta conclusión, podemos referirnos a lo que está escrito en otra profecía de Daniel, sobre el último rey de la potencia mundial actual, que representa al rey del sur: "Y contra el Príncipe de príncipes se pondrá de pie, pero será sin mano como será quebrado" (Daniel 8:25). Entendemos mejor la frase "no habrá ayudante para él". En el día de la gran tribulación, ¿quién podrá enfrentarse al Rey Jesucristo y sus ángeles? (Mateo 25:31).

El pueblo de Dios sobrevivirá a la gran angustia

"Y durante aquel tiempo se pondrá de pie Miguel, el gran príncipe que está plantado a favor de los hijos de tu pueblo. Y ciertamente ocurrirá un tiempo de angustia como el cual no se ha hecho que ocurra uno desde que hubo nación hasta aquel tiempo. Y durante aquel tiempo tu pueblo escapará, todo el que se halle escrito en el libro"

(Daniel 12: 1)

"Aquel tiempo", mencionado en la profecía, parece que ha empezado en el momento en que el rey del sur se comportó de manera extremadamente destructiva, mencionado en el versículo 11:44. Este período comenzó, por lo tanto, a principios de 1991, en el momento de la primera Guerra del Golfo (Operación Tormenta del Desierto) y terminará en la gran tribulación, mencionada en el pasaje bíblico de Daniel 12:1 y Mateo 24:21. Las personas que escaparán de esta gran angustia están designadas en el libro de Apocalipsis como la gran muchedumbre: "Después de estas cosas vi, y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos. (...) De modo que le dije inmediatamente: “Señor mío, tú eres el que sabe”. Y me dijo: “Estos son los que salen de la gran tribulación, y han lavado sus ropas largas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero" (Apocalipsis 7:9-17).

Según la profecía de Zacarías 13:8,9, Dios fijó proféticamente el tamaño de esta gran muchedumbre de todas las naciones, de su pueblo, siendo un tercera parte de la humanidad actual que sobrevivirá a la gran tribulación: "Y en toda la tierra tiene que ocurrir —es la expresión de Jehová— [que] dos partes de ella son lo que será cortado y expirará; y en cuanto a la tercera parte, quedará en ella. 9 Y ciertamente traeré la tercera parte por el fuego; y realmente los refinaré como al refinar la plata, y los examinaré como al examinar el oro. Ella, por su parte, invocará mi nombre, y yo, por mi parte, le responderé. Ciertamente diré: ‘Es mi pueblo’, y ella, a su vez, dirá: ‘Jehová es mi Dios'" (Zacarías 13:8,9).