English                                 Français                                 Português

COMO CELEBRAR EL MEMORIAL DE LA MUERTE DEL CRISTO: PRESENTACIÓN CON DIAPOSITIVAS

EL BAUTISMO CRISTIANO QUE SALVA

  • Invocar el nombre de Jehová y asociarse con su Pueblo en la Tierra (hechos 15:14; Hebreos 10: 24,25).
  • Creer en el Señor Jesucristo con obras cristianas que acompañan esta fe (Hechos 16:31; Santiago 2: 14-26).
  • Arrepentirse, lamentar sinceramente nuestra mala conducta anterior (Hechos 2:38; 3:19).
  • Cambiar su comportamiento y tener una conducta cristiana (hechos 3:19).
  • Hacerse bautizar en el nombre del padre, Jehová Dios, el hijo Jesucristo y el Espíritu Santo (Mateo 28: 19.20).
  • El bautismo salva : “Lo que corresponde a esto ahora también los está salvando a ustedes, a saber, el bautismo (no el desechar la suciedad de la carne, sino la solicitud hecha a Dios para una buena conciencia), mediante la resurrección de Jesucristo” (1 Pedro 3:21).

El bautismo después del arrepentimiento y la fe pero antes del conocimiento

En Hechos 10, Cornelio se le describe como un hombre con temor piadoso a Dios. Lo interesante es que, en el momento antes de la manifestación del espíritu santo y su bautismo, Cornelio era todavía soldado (Hechos 10: 1-8). Pedro vino bajo la guía divina a la casa de Cornelio y comenzó su discurso ante del bautismo de Cornelio y su casa (Hechos 10: 34-43). Pero no había terminado, que Cornelio y su casa fueron ungidos de Espíritu Santo, y Pedro decidió bautizarlos (Hechos 10: 44-48).

Aquí tenemos un ejemplo concreto de un hombre y su familia y probablemente unos amigos que no eran prosélitos judíos (conocer las escrituras) y sin embargo que fueron bautizados de la manera más simple. En hechos 10:48 está escrito: “Con eso, mandó que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo. Entonces ellos le solicitaron que permaneciera algunos días”. Es probable que durante su estancia, Pierre completara el conocimiento de fiel Cornelio y su familia, que resultó probablemente su formación como discípulo.

Simplificar los requisitos para el bautismo con el propósito de salvar el máximo de personas, basándonos únicamente en los criterios bíblicos de fe

Según Mateo 28: 19.20, es el bautismo viene antes de la completa formación del discípulo de Cristo en el Ministerio. Hechos 22:16 muestra la simplicidad del proceso que llevó al bautismo: “De modo que él pidió luz y entró de un salto y, sobrecogido de temblor, cayó ante Pablo y Silas. 30 Y los sacó fuera y dijo: “Señores, ¿qué tengo que hacer para salvarme?”. 31 Ellos dijeron: “Cree en el Señor Jesús y serás salvo, tú y tu casa”. 32 Y le hablaron la palabra de Jehová junto con todos los que estaban en su casa. 33 Y él los tomó consigo en aquella hora de la noche y les lavó las heridas; y todos, él y los suyos, fueron bautizados sin demora. 34 Y los introdujo en su casa y les puso la mesa, y se regocijó mucho con toda su casa ahora que había creído a Dios” (Hechos 16:29-34).

Aquí tenemos el proceso simple: “le hablaron la palabra de Jehová”, lo que significa que le enseñaron el conocimiento de base para poder bautizarse y luego  “fueron bautizados” (Hebreos 6:1 “doctrina primaria”).

Bautizar, bautizar, bautizar y enseñar los mandamientos de Cristo con el propósito de salva vidas

Si el bautismo es un momento de regocijo, en la Biblia se describe como un principio importante, sin celebración especial. Las personas que deseaban bautizarse no tenían que esperar una “asamblea” para ser bautizada. Ya que nos acercamos de la Gran Tribulación, hagamos como el Apóstol Pablo con el carcelero: "ser simple", con el fin de salvar el máximo número de personas de la destrucción venidera. Tienen que ser bautizadas sobre la base de su fe en Jehová Dios, su fe en Jesucristo, su fe en la acción del espíritu santo (Mateo 28: 19,20).

Esto demuestra que la condición necesaria para ser parte de la gran muchedumbre se basa en criterios de simple fe sincera en Dios, en Jesucristo y en el espíritu santo, acompañando esta fe con obras cristianas. En una ilustración, Jesucristo mostró que aceptará a los bautizados de la última hora (Mateo 20:1-16). Debemos bautizar, bautizar, bautizar millones de personas sinceras que languidecen en este sistema de cosas y enseñarles los mandamientos de Cristo, para que tengan la marca de la salvación eterna al frente antes del día del juicio del 10 de Tisri 5779 (19 de septiembre de 2018) (Ezequiel 9:4).

CARTA A LAS CINCO VÍRGENES DISCRETAS

10 DE TISRI

MENÚ PRINCIPAL