English                                 Français                                 Português

COMO CELEBRAR EL MEMORIAL DE LA MUERTE DEL CRISTO: PRESENTACIÓN CON DIAPOSITIVAS

ADOREMOS A JEHOVÁ EN CONGREGACIÓN

La adoración a Jehová en la congregación debe seguir los principios que regían la adoración en el templo, especialmente en el Santo. Cabe señalar que en el libro de Apocalipsis (Revelación), Jesucristo glorificado y también las siete congregaciones están simbólicamente en el Santo del templo. Lo que significa que la adoración de Jehová en la congregación se basa exactamente en el mismo procedimiento de la adoración de Jehová en el Santuario del templo, el patio del Santuario y en el Santo:

Solo los sacerdotes quemaban incienso en el Santo, lo cual significa que, como parte de la adoración de Jehová en la congregación, solo los ancianos (los sacerdotes) deben comenzar y terminar la adoración a Jehová, con una oración (Éxodo 31:10, 11; 35: 14 - 19; 39:37 - 41; Salmos 14:2; Apocalipsis 5:8; 8: 3-5). ¿Si no hay un anciano?  Será necesario nombrar a un (1 Timoteo 3:1-5). Si no es posible, los adoradores de Jehová tendrán que ir a la Congregación más cercana donde hay un anciano (sacerdote) para oficiar la adoración a Jehová. Si no hay ningún anciano (sacerdote), no habrá ninguna adoración de Jehová organizada en el ámbito de la congregación. Si hay un grupo de adoradores de Jehová sin anciano, solo será un grupo de lectura y estudio de la Biblia o de oración y no una congregación.

Los levitas que no eran sacerdote ayudaban a los sacerdotes para realizar los sacrificios y otros trabajos relacionados con el templo. Lo que significa que los siervos ministeriales, por lo menos 20 años de edad, pueden tomar parte en la enseñanza de la Biblia en el marco de la adoración a Jehová en la congregación (Esdras 3:8 "los levitas de veinte años de edad para arriba"; Nehemías 8:7 " los levitas, estaban explicando la ley al pueblo"). Los levitas que no eran sacerdotes, lógicamente, representaban a los actuales siervos ministeriales que ayudan a los ancianos (1 Timoteo 3:8-10).

En el marco de la adoración a Jehová en la congregación, las mujeres no pueden enseñar de cualquiera manera que sea (1 Corintios 14:33b, 34 “Como en todas las congregaciones de los santos, las mujeres guarden silencio en las congregaciones”; 1 Timoteo 2: 11,12 “No permito que la mujer enseñe”).

Los niños, especialmente los varones de menos de 20 años no se les permite enseñar en el marco de la adoración a Jehová en la congregación (Esdras 3:8 "los levitas de veinte años de edad para arriba").

Jehová no toleraba  ningún sacrificio cojo o incompleto, por lo tanto, la congregación (el Santuario) no es una “escuela” o un lugar donde “se ejercita” adorar a Jehová. Cualquiera que enseñe en la congregación será primero nombrado para ello y será el mejor calificado para hacerlo, por respeto a Jehová, a Jesucristo y a la congregación (Malaquías 1: 12 y 13).

Por último, la enseñanza con el método "pregunta y respuesta" no es bíblica. Jesús Cristo u otros que enseñaban la Biblia, nunca hacían repetir la enseñanza que se acababa de leer o de presentar como discurso. Jesús Cristo simplemente explicaba y luego preguntaba si habían entendido: " ¿Captaron ustedes el sentido de todas estas cosas?”. Ellos le dijeron: “Sí”". Ellos dijeron: 'Sí.'” (Mateo 13:51). Y confiaba en ellos; Si Cristo no enseñó a sus discípulos haciéndoles repetir como si fuesen niños, por otra parte, él les capacitaba a "meditar",  a "pensar por sí mismos" y entender con el razonamiento,  la mente de Jehová y la de Cristo (Job 26:14; Mateo 17: 24-27; 22: 41-45; 1 Corintios 2:16).

CARTA A LAS CINCO VÍRGENES DISCRETAS

PROCLÁMALO

MENÚ PRINCIPAL