¿CÓMO PREPARARSE INDIVIDUALMENTE Y EN FAMILIA ANTES DE LA GRAN TRIBULACIÓN?

BIBLIA EN LÍNEA

BIBLIA EN LÍNEA (Traducciones comparativas)

BIBLIA EN LÍNEA (En varios idiomas)

Puede escoger su idioma preferido

Shqiptar   Deutsch  English   العربية    հայերեն  বাঙালি

Български   中国   한국의    Dansk    Español  Suomalainen

Français  ελληνικά      עברי    हिन्दी     Magyar Indonesia Italiano

日本の  ខ្មែរ    Nederlands     नेपाली     Norsk  

فارسی    Polski  Português  Românesc  Pусский    Hrvatski

Svenska    தமிழ்    český    ไทย     Türk      Tiếng việt

 "El sagaz que ha visto la calamidad se ha ocultado;

los inexpertos que han pasado adelante han sufrido la pena”

(Proverbios 27:12) 

A medida que se acerca la Gran Tribulación, "la calamidad",

¿Qué hacer para prepararse, "ocultarse"? 

¿Qué hacer ANTES, DURANTE y DESPUÉS de la Gran Tribulación? Esta primera parte se basará en la preparación espiritual ANTES de la Gran Tribulación. Mientras que la presentación de diapositivas se basará en la preparación espiritual, DURANTE y DESPUÉS de la Gran Tribulación.

Preparación espiritual ANTES de la Gran Tribulación

“Y tiene que ocurrir que todo el que invoque el nombre de Jehová

escapará salvo”

(Joel 2:32)

Como lo señaló Jesucristo, el mandamiento más importante es el amor a Dios: “Él le dijo: “‘Tienes que amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente’. Este es el más grande y el primer mandamiento" (Mateo 22:37,38).

Amar a Dios es reconocer que Él tiene un Nombre: Jehová (YHWH) (Mateo 6:9 “santificado sea tu nombre”). El amor por Dios pasa por una buena relación con Él, a través de la oración. Jesucristo dio consejos específicos para orar a Dios apropiadamente en Mateo 6:

“También, cuando oren, no deben ser como los hipócritas; porque a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de los caminos anchos para ser vistos de los hombres. En verdad les digo: Ellos ya disfrutan de su galardón completo. Tú, sin embargo, cuando ores, entra en tu cuarto privado y, después de cerrar tu puerta, ora a tu Padre que está en lo secreto; entonces tu Padre que mira en secreto te lo pagará. Mas al orar, no digas las mismas cosas repetidas veces, así como la gente de las naciones, porque ellos se imaginan que por su uso de muchas palabras se harán oír. Pues bien, no se hagan semejantes a ellos, porque Dios su Padre sabe qué cosas necesitan ustedes hasta antes que se las pidan.

”Ustedes, pues, tienen que orar de esta manera:”‘Padre nuestro [que estás] en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra. Danos hoy nuestro pan para este día; y perdónanos nuestras deudas, como nosotros también hemos perdonado a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, sino líbranos del inicuo’.

”Porque si perdonan a los hombres sus ofensas, su Padre celestial también los perdonará a ustedes; mientras que si no perdonan a los hombres sus ofensas, tampoco perdonará su Padre las ofensas de ustedes” (Mateo 6:5-15).

Jehová Dios pide que nuestra relación con Él sea EXCLUSIVA, es decir, que no quiere que recemos a otro "dios", pero solo a Él: “No; pero digo que las cosas que las naciones sacrifican, a demonios las sacrifican, y no a Dios; y no quiero que ustedes se hagan partícipes con los demonios. No pueden estar bebiendo la copa de Jehová y la copa de demonios; no pueden estar participando de “la mesa de Jehová” y de la mesa de demonios. ¿O “estamos incitando a Jehová a celos”? Nosotros no somos más fuertes que él, ¿verdad?” (1 Corintios 10:20-22).

El segundo mandamiento importante, según Jesucristo, es que amemos a nuestro prójimo: “El segundo, semejante a él, es este: ‘Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo’. De estos dos mandamientos pende toda la Ley, y los Profetas” (Mateo 22:39,40) y “En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí” (Juan 13:35). El amor por Dios, pasa por el amor al prójimo: “El que no ama no ha llegado a conocer a Dios, porque Dios es amor” (1 Juan 4:8).

Si amamos a Dios, buscaremos complacerlo teniendo un buen comportamiento: “Él te ha dicho, oh hombre terrestre, lo que es bueno. ¿Y qué es lo que Jehová está pidiendo de vuelta de ti sino ejercer justicia y amar la bondad y ser modesto al andar con tu Dios?” (Miqueas 6:8).

Si amamos a Dios, evitaremos tener una conducta que Él condena (No pasarse): “Qué! ¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se extravíen. Ni fornicadores, ni idólatras, ni adúlteros, ni hombres que se tienen para propósitos contranaturales, ni hombres que se acuestan con hombres, ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios.” (1 Corintios 6:9,10).

Amar a Dios es reconocer que Él tiene un Hijo, Jesucristo. Debemos amarlo y tener fe en su sacrificio que permite el perdón de nuestros pecados: “Jesús le dijo: “Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí" y "Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú enviaste, Jesucristo” (Juan 14:6; 17:3).

Amar a Dios es reconocer que Él nos habla (indirectamente) a través de Su Palabra, la Biblia. Debemos leerla todos los días para conocer mejor a Dios y a su Hijo Jesucristo. La Biblia es nuestro guía que Dios nos ha dado: “Tu palabra es una lámpara para mi pie, y una luz para mi vereda” (Salmos 119:105).

Una Biblia en línea está disponible en el sitio y algunos pasajes de la Biblia para disfrutar mejor de sus consejos (Mateo capítulos 5-7: El sermón en el Monte, el libro de Salmos, Proverbios, los cuatro Evangelios Mateo, Marcos, Lucas y Juan y muchos otros pasajes (2 Timoteo 3:16,17)).

Ahora puede comenzar, si lo desea, la presentación con diapositivas (haciendo clic en la primera imagen), para descubrir qué esperará Jehová Dios de nosotros, DURANTE y DESPUÉS de la Gran Tribulación. Si tiene alguna pregunta o desea información adicional, no dude en ponerse en contacto en el sitio o por medio de la cuenta de Twitter del sitio. Que Dios bendiga los corazones puros a través de su Hijo Jesucristo. Amén (Juan 13:10).

Prepararse

Organizados en comunidades cristianas

MENÚ PRINCIPAL

CONTACTO

TWITTER

La actitud y conducta requeridas antes y durante la Gran Tribulación

Por favor, haga clic en la primera imagen (abajo) para acceder a la presentación con fotos